lunes, 28 de noviembre de 2011

MUSICA SATANICA EN LA CASA DE DIOS

"Sus sacerdotes violaron mi Ley y contaminaron mis Santuarios; entre lo santo y lo profano no hicieron diferencia ni distinguieron entre lo limpio y lo inmundo; y de mis días de reposo apartaron sus ojos y Yo he sido profanado entre ellos" (Ezequiel 22: 26)

"Pero hubo también falsos profetas, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras y aún negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina"(2 Pedro 2: 1)

En estos textos que acabamos de leer, Dios exhorta y advierte claramente que vendrían tiempos donde su Santidad, su dignidad, su adoración y hasta su propia Ley serían profanadas; sus Templos, donde se debería exaltar su Santo nombre serían contaminados y sus propios sacerdotes y maestros enseñarían "herejías" y no harían diferencia entre lo limpio y lo inmundo.
En los últimos años se ha venido presenciando de manera lamentable, como la música secular, los ritmos que el mundo utiliza para satisfacer sus placeres, ha venido tomando lugar en las llamadas "iglesias de Dios". Géneros como el rock, pop, salsa, merengue, vallenato, cumbia, reggetón, rap, champeta, ranchera y muchos más ya son comunes en los servicios de adoración de casi cualquier iglesia cristiana y lo peor es que en la mayoría de los casos son los mismos líderes religiosos quienes promueven esta práctica mundanal en los que deberían ser los Templos de adoración a Dios.
En 1 Corintios 14: 40, el apóstol Pablo refiriéndose al acto litúrgico dice que "todo debe hacerse decentemente y con orden", sin embargo hoy en día es común ver actos vergonzosos donde aquellos que deberían ser adoradores se han convertido en artistas interesados en vender su música, y donde la adoración se ha cambiado por conciertos y espectáculos  donde prevalecen las luces, el escándalo y el desorden, con el pretexto de atraer jóvenes a Cristo. Satanás sabe que mezclar lo santo con lo profano es lo que más le ha dado resultado, antes de su caída el era el encargado de liderar el coro angelical que exaltaba el nombre de Dios, conoce mas que nadie el poderoso efecto (negativo o positivo) que la música puede tener en la mente humana y lo utiliza a su favor, colocando letras que aparentemente alaban al Señor sobre música que perfectamente podríamos escuchar en una discoteca, una cantina, o un concierto de "Metallica". ¿De veras crees que Dios aceptaría tal cosa? ¿de veras crees que con la misma música que se adora a satanás en el mundo se puede agradar al Señor?.
El Señor Jesús en cierta ocasión dijo a sus discípulos: "No todo el que me dice señor señor entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos" (Mateo 7: 21); La música debe ser un medio a través del cual se exalte el nombre de Dios y a la vez se eleve el alma hacia pensamientos nobles y espirituales, pero ¿que tipo de pensamientos puede proporcionar un reggetón, un hip hop, un rock o una salsa por muy cristianas que digan serlo? Echemos un vistazo a los siguientes géneros musicales:

  • EL REGGETÓN se originó en Puerto Rico y otras islas del caribe, pero su ritmo como tal es de ascendencia africana; las letras utilizadas en el 99% de estas canciones son de carácter obsceno: incitan al sexo ilícito, a la masturbación, la delincuencia, el pandillerismo, la prostitución y el libertinaje.
  • LA SALSA tuvo su origen en Cuba, es un ritmo muy alegre que promueve el baile, la pasión por las fiestas y los carnavales.
  • EL MERENGUE tuvo su origen en República Dominicana y se caracteriza por su baile alegre que, al igual que la salsa, incita a la pasión por los carnavales, las discotecas, las fiestas, etc.
  • EL ROCK, no necesita muchas generalidades pues todos sabemos que los máximos exponentes de este género musical se han declarado abiertamente como satanistas, drogadictos, homosexuales y anarquistas. Nació en EE.UU y ha obtenido una popularidad inmensa por su peculiar estilo musical que incita a las mas bajas pasiones, la drogadicción, el sexo, el satanismo, la anarquía y la rebeldía contra Dios y el cristianismo.
  • LA RANCHERA tuvo su origen en México, es un género popular que ha ido ganando terreno en toda latinoamérica, sobre todo en Colombia; las letras de estas canciones están cargadas de mensajes negativos como el narcotráfico, el despecho, las peleas, el alcoholismo, el sexo, el suicidio y el amor por el dinero.
  • EL VALLENATO es un género de la costa caribe colombiana, sus letras aparentemente inofensivas y promotoras del amor por la cultura vallenata, incitan también al amor por el alcohol, el sexo ilícito, las "parrandas" y los festivales (fiestas populares).
  • POP, es uno de los más populares géneros musicales de la actualidad y ha ganado esa popularidad, sobre todo en los jóvenes, por mezclar diversos ritmos; sus canciones con temas variadísimos incitan al incitan a las modas escandalosas, el alcoholismo, el sexo, la drogadicción, las fiestas, las discotecas y todo tipo de "deleites" juveniles.
  • EL RAP, nacido en EE.UU y extendido por toda latinoamérica, es un género conocido por su "lírica", estilo musical caracterizado por mezclar rimas y sonidos electrónicos; sus letras están cargadas de mensajes de protesta, crítica, sexo, droga, alcoholismo, delincuencia y todo tipo de pasiones bajas.  
¿Es esta clase de música la que estamos utilizando en nuestras iglesias?. El Señor se merece lo mejor de nosotros, nuestra adoración debe diferenciarse de la adoración que el mundo le da a satanás. Este tipo de música "disfrazada" de cristianismo es abominación a Dios, "no podemos servir a dos señores" o escogemos a Cristo o nos quedamos con el mundo y su música inmunda y degradante.



Cuando Israel se preparaba para entrar a la tierra prometida, en reiteradas ocasiones tanto Moisés como Josué exhortaron al pueblo a no "contaminarse" con las costumbres paganas que allí verían, les mandaron a guardar la santa ley de Dios y no permitir que las tradiciones de esos pueblos se entremezclaran con las de ellos pues era "abominación" a Dios; pero el pueblo cayó en desobediencia muchas veces y como resultado recibieron muchas calamidades.
De la misma manera, hoy Dios nos exhorta a no "contaminarnos" con las costumbres paganas que existen en el mundo actual, como la música secular. El Señor se merece lo mejor y por lo tanto debemos tener mucho cuidado con el tipo de música cristiana que escuchamos y cantamos; la alabanza debe ser un acto de devoción y humildad hacia Dios y para esto debemos utilizar música que exalte su Santo Nombre en condiciones propicias donde reinen el orden y la reverencia, no el desorden, el espectáculo y la algarabía.

Jesús dijo: "Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren". 

4 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo, pero los argumento son pobres, incompleto y muchos versiculos muy forsoso, la interpretacion.

    ResponderEliminar
  2. Dios nos ha dado la vida, y con ello la facultad de hacer bien o mal. Para adorarle, alabarle y glorificarle debemos serle fiel y sentirlo en nuestros corazones. La música es un don que El nos ha hecho perfeccionar a lo largo de los tiempos.Los generos a los que aludes pueden alabar al Señor o no , depende de ti mismo. Cualquier cosa mundana es sufieiente para usarla o degradarla a favor o en contra del Todopoderoso. Alaba a Dios con pureza y El te recompensara con Su gloria.

    ResponderEliminar